Cariño, te he sido infiel

Publicado: 08/07/2014 21:08 por Victor Lemes en sin tema
20140708210805-puentes.jpg

Cariño, te he sido infiel. Y no, no fue accidental, lo busqué, tuve intencionalidad, alevosía, nocturnidad y reincidencia. No fue un caso aislado. Me gusta esa chica. No la amo pero sé que eso no te consuela, pero sí me gusta, y quién sabe si algún día la llegaré a amar, pero por ahora no, por ahora sólo te amo a ti; no te lo digo para aliviarte, porque sé que no te alivia, sino porque es la verdad. Te amo aunque me sienta atraído por ella. Te amo a ti aunque te lo diga menos veces que las que le digo a ella que la quiero, porque creo que sí, que la quiero, porque nos pegamos horas y horas hablando de mil complicidades que nos unen y confieso que entre la compenetración y las fotos que nos mandamos no hay día que no me imagine con ella en la cama. Me pone muchísimo, aún no nos entendemos sin palabras como tú y como yo, pero me vuelve loco y estoy deseando acostarme con ella. Sí. ¿Te sorprende que no lo haya hecho aún? No lo he hecho, pero no por falta de ganas sino porque estoy contigo. Muchos creerán que entonces no es infidelidad sino un tonteo, pero yo sé que te estoy siendo infiel, no me hace falta materializar el acto para que lo sea, ya está hecho, en mi cabeza, en mis deseos, en mis pretensiones, no creo que la confirmación sea sólo la piel, sino el dolo y la voluntariedad.

Te lo confieso hoy, antes de que lo descubras porque no quiero ser el hipócrita que se arrepiente a posteriori cuando ha sido descubierto, eso que está tan de moda a día de hoy. "Lo siento mucho. Me he equivocado, no volverá a ocurrir" dijo el rey, y se cubrió de gloria y de elogios públicos por reconocer sus fallos, sí, claro, pero calladito la boca mientras no se sabía. O el Willy Meyer éste que lleva toda la vida alardeando de ideología izquierdista y quejándose de los ricachones con sociedades de inversión hasta que se descubrió que él también formaba parte de una SICAV. Y claro, lo pillaron y ha dimitido, y ahora por lo visto es un héroe mediático y le llaman COHERENTE por dimitir. Y una mierda coherente. La coherencia le nació de la nada casualmente justo cuando lo descubren ¿no? Antes no. Claro, porque en el anonimato no hay nada ilícito, todo es ético hasta que se descubre ¿no? y la honestidad con uno mismo ¿dónde queda? Da asco la hipocresía humana, mi amor, y voy a intentar no ser uno de esos. Seré un infiel, un cabrón, no habré sabido valorar lo que tengo, pero no voy a ser un hipócrita.

Aquí está mi confesión. Te pido perdón hoy, no mañana cuando salga a la luz, no cuando me pilles con las manos en la masa, porque la disculpa vacía post facto no conseguirá que vuelvas a confiar en mí (Tal vez ni siquiera ésta) Esa sería una disculpa casi impuesta, obligada, como la que le exigió el gabinete de imagen del rey al mismo para limpiar su imagen frente a las cámaras. Esas no me las creo. La mía me sale porque sé que lo he hecho mal y no tiene que venir ningún quitamáscaras a confirmar mi cagada, ya lo hago yo, y espero que mínimo valores este gesto aunque sé que me quieres matar y que se acabó.

Déjame. Es más, estás en todo tu derecho a no confiar nunca más en mí y a recriminarme mis actos, no te voy a exigir que me creas, no me quejaré de tus futuros reproches, me lo merezco y tengo que asumirlo. Depende de mí seguir acercándome a tu magma, y si me quemo pues me jodo, no puedo culparte si me quemas con el fuego que yo te he generado. Asumo mi error y no voy a intentar minimizarlo con los famosos "no es lo que parece" o "no me gusta tanto" porque es lo que parece y me gusta mucho, y entiendo que no puedas sobrellevar eso y que te cagues en mis genitales portavoces ya que si te pasara a ti con otra persona yo tampoco sabría manejarlo; intento empatizar y sé que es muy difícil esa incondicionalidad tan utópica de la que habla la literatura romántica y los libros de autoayuda, eso de que el amor es per se, amas y punto, sin pedir nada a cambio, y si hay amor el resto no importa. Te aseguro que esos clichés se convierten en best sellers, en super ventas y en memes viralizados en un forward, pero no hay almax que proteja al estómago de semejante desgarro, ni corazón que lo tolere sin mella. Nuestras entrañas, por desgracia, no están aforadas. El amor no es impune.

En fin, que te quiero, mucho, pero no te he engañado porque te estoy diciendo la verdad. Me gustaría que me perdonaras pero si no lo haces es totalmente comprensible. Tampoco sé si lo olvidarás. Perdón y olvido, la ecuación eterna. ¿Qué incógnita se despeja primero? Mis actos tienen consecuencias, y éstas las decides tú, no yo.

PD: Mi primo, el que aún no conoces, que es dueño de un hotel, me acaba de mandar un email con las imágenes de las cámaras de seguridad de la recepción, donde cada viernes, desde 2012, entras de la mano con Luis, y piden la Suite de siempre. Tenemos que hablar ¿ok? Te quiero

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.