20160410112910-la-fidula-2016.jpg

 

Venía a Madrid con miedillo ya que hacia un año que no actuaba aquí. Miedo que se me quitó en cuanto me subí al escenario y vi la sala repleta, gente sentada en el suelo y de pie durante 2 horas. Gente que vino desde Guadalajara, La Sierra e incluso desde Zaragoza para verme (ese chico es mi nuevo ídolo) Reencuentros con amigos, conocer a personas que admiro y que solo conocía por redes. Comodidad total en el escenario y respuesta brillante del público. Invitación a cantar al señor Aldo Narejos y colaboración con mis maravillosos Antílopez
Todo un cocktail que no hace más que impulsarme a seguir con esta bendita y aleatoria profesión. Mil gracias a todos los responsables de esta propulsión

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.